La importancia de la leche materna

 

 

¿Sabías que las leches de fórmula han causado una gran disminución en la alimentación exclusiva con leche materna a los bebés durante sus primeros meses de vida?

 

Un gran número de mujeres ha optado por la leche de fórmula dado a las creencias de que la lactancia es dolorosa, incómoda o que causa alteraciones en los senos. Otras mujeres han tomado esta decisión simplemente para no interferir con su ritmo de vida social o laboral.

 

No obstante, gran parte de este rechazo a la alimentación basada exclusivamente en leche materna es debida a la falta de información en relación a los beneficios y la importancia que ofrece este tipo de alimentación. En este artículo te damos a conocer la importancia de la lactancia.

 

La leche materna paso a paso

 

La leche humana es tan perfecta que tiene la capacidad de adaptarse a las necesidaddes inmunológicas y nutricionales del bebé a medida que crece y se desarrolla pero, ¿Cuáles son las distintas etapas por las que pasa la leche materna, su función y los beneficios de cada una?

 

Leche pretérmino.

 

Esta es la leche que se produce cuando la mamá tiene un bebé prematuro.

 

Esta leche tiene un contiene una mayor concentración de proteínas y menor cantidad de lactosa, ya que un bebé pretérmino requiere una mayor cantidad de proteínas. Esta leche contiene una concentración mayor de inmunoglobulinas (IgA) y lactoferrina.

 

Calostro

 

Esta leche es producida dentro de los tres a cinco días después del parto de un bebé a término. Aún cuando muchas mujeres piensan que la producción de calostro es mínima y no es suficiente para nutrir al bebé, el volumen de calostro producido no es una cantidad aleatoria, es la cantidad necesaria debido a que los riñones del recién nacido no tienen la suficiente madurez para poder filtrar un gran cantidad de líquido.

 

La consistencia del calostro es espesa y de color amarillento. Su producción para cada toma es entre 2 y 20 ml, misma que incrementa con el transcurso de los días.

 

El calostro se compone por lactosa, proteínas, grasa, carotenos, vitaminas liposolubles A, K y E, así como zinc y sodio. Adicionalmente, está compuesta por una gran cantidad de inmunoglobulinas, lactoferrina, macrófagos y linfocitos, mismos que tienen el objetivo de proteger al bebé contra infecciones virales, parasitarias o bacterianas. Además de estos beneficios, el calostro promueve la eliminación del meconio – primeras heces del bebé – y facilita la producción de lactobacilos en el tracto intestinal.

 

Leche madura

 

Una vez terminada la producción de calostro, la madre comienza a producir una leche de transición, la cual cambia entre el quinto y décimo día después del parto hasta tener las características de la leche madura.

 

Los primeros seis meses de lactancia, existe una producción de 700 a 900 ml al día de este tipo de leche, y comienza a disminuir durante el segundo semestre a 500 ml diarios a causa de la ablactación (cuando el bebé necesita alimentos sólidos).

 

La leche materna se compone principalmente por:

 

- Agua. Esta representa el 88% de la leche materna. Por esto es que el recién nacido no necesita ingerir líquidos de otro tipo, ya que la leche materna lo mantiene correctamente hidratado.

 

- Proteínas. 70% de las cuales son proteínas de suero y 30% caseína.

 

- Inmunoglobulinas A y G. Ellas fortalecen el sistema de defensa del bebé, principalmente de la mucosa intestinal.

 

- Lactoferrina. Esta tiene un efecto protector contra bacterias y paralelamente contribuye a la absorción de hierro.

 

- Taurina. Este aminoácido posee propiedades neuromoduladoras y neurotransmisoras en cerebro y retina.

 

- Lactosa. Que además de aportar energía al niño, facilita la absorción de hierro y calcio y promueve la colonización intestinal con flora microbiana y lactobacilus bifidus, que mantiene un ambiente ácido en el intestino e impide el crecimiento de hongos, parásitos o bacterias.

 

- Diversos tipos de grasas. Ellas son las principales fuentes de energía para el niño. La concentración de grasa varía en cada succión, donde la leche al final de la toma se encuentra cuatro a cinco veces más concentrada que la primera. Esto se asocia al reflejo de saciedad del bebé.

 

- Vitaminas A, E, D y K. Su presencia varía según la alimentación de la mamá.

 

- Distintas hormonas como la prolactina, oxitocina y el factor liberador de la hormona del crecimiento.

 

- Nucleótidos como el factor de crecimiento de nervios y el factor de crecimiento epidérmico.

 

Sin duda alguna, este conjunto de componentes hacen que la leche materna sea única y muy superior a las leches de fórmula o artificiales, que no han podido igualar a la leche materna.

 

Adicional a este artículo, te compartimos una guía rápida imprimible con recomendaciones generales durante la lactancia:

 

Infografía Lactancia

 

Ten esta guía presente y consulta a tu pediatra en caso de tener dudas sobre los nutrientes a incluir en tu dieta para que tu bebé crezca sano y se desarrolle correctamente.

Please reload

Featured Posts

El Ozono como alternativa SIN CIRUGÍA para las hernias de disco.

April 6, 2016

1/4
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Search By Tags
Please reload

Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2018 - Todos los derechos reservados.

© 2018 - All rights reserved.

Designed by Mediland Software Development.