"Tengo solo unos kilitos de más... no pasa nada" - Calcula tu Índice de Masa Corporal (IMC


(Puedes descargar la infografía haciendo click sobre ella)

Cuando pesamos más de nuestro peso ideal, nuestra salud se puede ver alterada y con esto, muchos padecimientos pueden desencadenarse.

Para entender las consecuencias que la obesidad puede tener, comencemos por definirla. La obesidad es una enfermedad sistémica, crónica, progresiva y multifactorial caracterizada por la acumulación anormal o excesiva de grasa en nuestro cuerpo; esta grasa se acumula generalmente en el abdomen en hombres (Obesidad androide) y en abdomen y caderas en mujeres (Obesidad ginecoide).

Para conocer el peso ideal y verificar si tenemos "unos kilitos demás" utilizamos el Índice de Masa Corporal (IMC). Este índice se obtiene dividiendo el peso actual entre la estatura en metros al cuadrado: Peso (Kg) / (Estatura (m) * Estatura (m)).

Los valores de Índice de Masa Corporal (IMC) son los siguientes:

18,5 - 24,9 kg/m2 : Normal

25,0 - 29,9 kg/m2 : Sobrepeso

30,0 - 35,0 kg/m2 : Obesidad grado I

35,0 - 40,0 kg/m2 : Obesidad grado II

40,1 - 49,9 kg/m2 : Obesidad grado III

50,0 - 59,9 kg/m2 : Obesidad grado IV

> 60 kg/m2 : Obesidad grado V

Por ejemplo, un hombre que pesa 85 kg y mide 1,68 m, su Índice de Masa Corporal (IMC) será obtenido de la siguiente manera:

85 kg / (1,68 m * 1,68 m) = 30,1 : Obesidad grado I

El exceso de grasa ocasiona alteraciones no solamente externas (Físicas) que nos producen dolores de rodillas y espalda, dificultad para caminar, etc; también provoca alteraciones internas (A nivel celular) presentándose un estado de inflamación a "bajo grado".

El tejido adiposo contiene células llamadas adipositos que junto con otras células denominadas macrófagos sintetizan moléculas semejantes que contribuyen al establecimiento del proceso inflamatorio, que al mismo tiempo incrementa los niveles circulantes de células llamadas citocinas proinflamatorias como la TNF-α, IL-6, etc.

Pero, ¿Qué consecuencias tiene todo esto en nuestro organismo? El aumento en todos estos niveles conlleva a factores más graves como:

- Padecer arterosclerosis y enfermedades cardiovasculares (ECV)

- Aumentar el vínculo inmunológico en la aparición de asma

- Formar de coágulos en los vasos sanguíneos (Trombosis) y aceleración de arterosclerosis (Depósito de placas de ateromas - lesiones en las capas internas de las arterias - que dificultan el flujo de sangre a los tejidos).

- Favorecer de la inflamación y fibrosis en hígado, aumentando el riesgo de cirrosis.

La respuesta antiinflamatoria de nuestro cuerpo es en muchos casos insuficiente para contrarrestar la actividad inflamatoria en la obesidad, ya que el estado de inflamación en esta patología es crónico. Aunado a esto, la obesidad es factor clave en el padecimiento de enfermedades crónico-degenerativas, tales como: Hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, cambios neurológicos, afecciones pulmonares, gastrointestinales y endocrinas, resistencia a la insulina, aumento de colesterol de baja densidad y triglicéridos, alteraciones en la menstruación y diabetes mellitus tipo 2.

Entonces, ¿Cómo revertir todos estos efectos y deshacernos de este exceso de grasa?

La más efectiva manera es hacer ejercicio y asesorarse por un profesional que nos proporcione una dieta personalizada. Existen múltiples combinaciones de dietas cuyo objetivo es regresar a niveles normales la cantidad de tejido graso y peso corporal. Estas dietas deben siempre estar equilibradas en cuestión de nutrimentos y la base de su éxito recae en nuestro compromiso y la adherencia que rengamos a esta dieta, claro, sin olvidar nuestros gustos y entorno cultural.¡Involucrar a la familia es una excelente idea! Nuestra familia siempre nos puede ayudar como soporte.

Es imprescindible sumar a nuestra dieta la actividad física. Idealmente debe ser personalizada y supervisada. El hacer ejercicio nos ayuda a disminuir la tendencia a padecer enfermedades derivadas de la obesidad, además, mejora la calidad de vida y evita las complicaciones que pueden a mediano y largo plazo.

¡No lo olvides!, tener "unos kilitos de más" puede ser mucho más peligroso de lo que piensas. ¡Cuídate, chécate y prevén!

Mayeli Herrera Loza

Licenciada en Nutrición

Maestra en Nutrición Clínica

+52 (55) 5264-6726

nutricionmaye@mediland.mx

Mediland Private Clinic

Bajío 318 int 501. Col. Roma Sur. Delegación Cuauhtémoc. México, D.F.

+52 (55) 5264-6726

contacto@mediland.mx

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2018 - Todos los derechos reservados.

© 2018 - All rights reserved.

Designed by Mediland Software Development.